Samarkanda…

Samarkanda...

Samarkanda, punto de cruce de la Ruta de la Seda y del Té, caminos de las caravanas hacia China o India, no ha perdido su belleza pese a los grises años de presencia soviética..
Cuando Alejandro Magno conquisto esta ciudad en el 329 A.C. dijo..”Todo lo que había oído de ella es cierto, a excepción de una cosa: es mucho más bella de lo que imagine..”
La gran plaza del Registan, erigida entre los siglos XV y XVII, con sus tres “madrassahs” o escuelas coránicas: Ulugbek, Shir-Dor Madrassah y Tillya-Kari Madrassah, es el centro de esta ciudad por la que paseara Marco Polo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s