La vida de un monje…

La vida de un monje...

En el siglo V antes de Cristo nace en la India, a partir de las enseñanzas de un príncipe llamado Siddartha Gautama, el budismo que, poco a poco, se va extendiendo por el país y posteriormente toda Asia. No hay un solo país en aquel continente en que no haya budistas..
Al carecer de una deleidad suprema pero mostrar su carácter universalista, se le considera también un fenómeno transcultural, filosófico.
Una forma de vida que va ganando adeptos en Occidente, a partir de diferentes “escuelas, sectas, doctrinas y practicas”.
En los países budistas – Tibet, Thailandia, Birmania, etc..- es tradición en las familias que sus hijos pasen, al menos, un año en un Monasterio. Allí aprenden a leer, escribir y las doctrinas de Buda. Algunos se quedan, como monjes, para el resto de sus vidas.
Aunque la vida de los monjes se va relajando en los países más ricos, es dura: célibes – aunque algunas escuelas como la tibetana o Nyingmapa permiten casarse..-, visten mantos de diferentes colores, sus cabezas rapadas, no pueden manejar dinero ni comer antes del mediodía.
Dedican su vida a la oración, el estudio y la vida contemplativa.
La foto esta hecha en un monasterio budista de Birmania. Dos jóvenes novicios, entregados allí por sus familias, me observaban alucinados pero en calma.
Seguramente era uno de los primeros occidentales que veían..

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s