“Transiberiano”…

“Transiberiano”…

Hay mil historias del “Transiberiano”, ese ferrocarril que une Moscú con el lejano Oriente, Mongolia y China.
Inaugurado en 1904, tras trece años de duros trabajos, recorre diez mil kilómetros por la estepa siberiana desde la capital rusa a Vladivostok. Unos miles menos hasta Ulan Bator (Mongolia) o Pekín (China).
La primera vez que lo hice existía la Unión Soviética y el viaje, que atraviesa ocho zonas horarias, duro casi 10 días. La ultima, hace unos años, fueron cinco a Mongolia y dos más a Pekín.
Pese a la “leyenda” del viaje, este resulta aburrido en un tren con ninguna comodidad, bañado por un paisaje monótono de arboles, plantados hace años junto a la vías para evitar que los “espías” pudieran ver los “secretos” de la URSS.
El lago Baikal lo pasas de noche y los pueblos donde se detiene – decenas de mujeres se acercan vendiendo pan, salchichas, pepinos, vodka..- son feos, pobres, sin interés.
Hay trenes chinos y trenes rusos pero en ninguno de ellos hay aquel ambiente popular en el que corrían los niños y el vodka y el extranjero, visto como bicho raro, era invitado a comer, beber y escuchar sus historias.
Ahora viajan muchos turistas y hombres y mujeres de negocios rusos que se desplazan a China para comprar cosas baratas que luego venden en Rusia.
Eso si, en un “departamento” muy ruidoso, un mafioso ruso acompañado de una docena de señoritas de vida alegre, va y viene todo el año de un extremo al otro del recorrido para alegrarle la vida a los aburridos viajeros.
La foto esta hecha en una estación cualquiera.
Aprovechando una parada, los trabajadores chinos limpian los cristales del tren para que puedas ver algo. En invierno, tal como sales de Moscú, se hielan las ventanas y en todo el viaje solo ves…¡hielo!

El drama del agua….

 El drama del agua….

La primera vez que oí esto me quede impresionado: las próximas guerras serán por causas étnicas, religiosas o por el agua….
La escasez de agua afecta ya a todos los continentes y cerca de 1.200 millones de personas, una quinta parte de la Humanidad, vive en áreas de escasez. Quinientos millones más se están acercando a ello. En el 2025, unos 2.000 millones de personas vivirán en regiones donde la escasez de agua será absoluta; en el ultimo siglo el consumo de agua creció el doble que la población.
La escasez de agua es un fenómeno no solo natural sino también causado por el ser humano; hay agua suficiente en el planeta para 6.000 millones de seres pero esta distribuida de forma irregular, se desperdicia o contamina y se gestiona mal.
Todos necesitamos el agua y todos deberíamos responsabilizarnos de su consumo y mantenimiento.
La foto esta hecha en las cercanías de Anantapur (India) donde residía Vicente Ferrer. Con él pude visitar la región durante un largo mes y comprobé en vivo el gran problema del agua..

El pan, un “arma” politica….

El pan es el alimento básico de la humanidad desde la prehistoria; algunos antropólogos creen que su origen fue una masa de granos machacados, humedecida y cocida al sol sobre una piedra caliente o abandonada junto al fuego.
El pan ha formado parte de la dieta tradicional de Europa, Oriente Medio, India y América – elaborado con trigo, centeno, maíz o incluso arroz..- y ya hay muchas referencias a él entre las antiguas culturas romana o egipcia.
El consumo del pan ha ido creciendo, durante siglos, acompasado al crecimiento de la población mundial – es barato y asequible a todos…- pero la tendencia actual es una progresiva reducción de su consumo en los países industriales.
Alemania, con 106 kilos por persona al año, es el líder mundial seguido por Chile con 98 Kg.
En la política tiene también sus referencias: en la antigua Roma se decía “pan y Circo” para el pueblo – ahora se dice “pan y futbol”..- como la forma de aplacar los conflictos sociales a base de proporcionar un placer simple y básico a los pueblos.
En la URSS, en la época de Khruschev se llego a inflar con aire para que las barras parecieran mayores, siendo en aquellas épocas el color de la miga el que marcaba las diferencias sociales: blanca para la elite y más negra para los pobres…
La foto esta hecha en un mercado callejero de La Paz (Bolivia) donde una cholita vende su pan como alimento básico para el pueblo.

Vivir como un mongol…

Vivir como un mongol…

Mongolia, un extenso país situado entre China y Rusia y cubierto de estepas, montañas y desiertos, es el remanente del antiguo Imperio Mongol.
Apenas poblado por algo más de dos millones de personas, la mayoría de ellos nómadas y practicantes del budismo tibetano, la vida en este bellísimo país es dura con un clima extremo que va de los 50º bajo cero a los 40º sobre cero y muy pocos avances tecnológicos.
Sin embargo, los nómadas, han desarrollado modos de supervivencia desde hace siglos teniendo en cuenta que los cultivos son casi imposibles y deben dedicarse a la ganadería de la que obtienen leche, carne, lana o sus excrementos como combustible.
Los pastores mongoles se desplazan continuamente en busca de pastos sobre sus caballos, recorriendo enormes distancias con sus rebaños de camellos, cabras, ovejas y yaks.
Viven en tiendas (yurtas) que transportan consigo,
hechas de diferentes lanas y sostenidas por un armazón de madera unido entre sí con tiras de piel.
En una de estas tiendas, que siempre dejan abiertas y con algo de comida para el posible visitante, aunque marchen unas semanas con el ganado, pase unos días con ellos.
Vives con un frío, o calor, atroz, únicamente superado por el hambre: es realmente duro comerse lo que te ofrecen, incluida la carne seca que cuecen con grasa de yak para hidratarla.
Con la leche, ya sea de cabra, yak, vaca o yegua, hacen un té que mezclan con mantequilla de yak y en el que siempre encuentras pelos del ganado como algo normal.
Es una descortesía rechazar una taza…
La foto esta hecha con uno de mis amigos, moviendo el ganado de un lugar a otro sin prisas. En paz.

El peso de una bandera…

El peso de una bandera…

Mexico D.F., la capital del país, es una de las ciudades más grande del mundo con sus casi veinte millones de habitantes, la más contaminada y una de las más “peligrosas”.
También el vivo exponente de problemas como contaminación, transporte, agua corriente, tratamiento de basuras, etc.
Tiene lugares muy bonitos.
Uno de ellos podría ser la plaza de la Constitución, más conocida como el “Zocalo”, que con sus 46.800 mts cuadrados es una de las más grandes del mundo.
Pavimentada por Hernán Cortes con las piedras de las ruinas de Teocalli, fue construida sobre lo que anteriormente fue el centro político y religioso de Mexico-Tenochtitlan.
En la espectacular plaza se encuentra la Catedral Metropolitana, el Palacio Presidencial, el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, el Edifico del Gobierno y diferentes Museos.
También es lugar de numerosas protestas políticas.
La impresionante bandera mexicana, que preside el centro de la Plaza, es recogida cada tarde por el ejercito con mucha dificultad debido a su peso.

Saná y sus 2300 casas..

Saná y sus 2300 casas..

Dicen que la capital del Yemen esta conformada por 2300 casas. No puedo dar fe de ello porque nunca tuve ganas ni tiempo para contarlas.
Pero si que puedo asegurar que esas casas que forman un juego de “cubos” decorados en blanco, son un espectáculo a la vista.
Con más de 400 años en sus muros y alturas que oscilan entre los 3, 4 o 7 pisos, según la fortuna de su dueño, forman una ciudad que se remonta al siglo VI A.C.
Durante siglos fue una ciudad apenas visitada por extranjeros hasta que en el siglo XX se abrió al exterior y posteriormente fue declarada Patrimonio de la Humanidad.
Un millón de habitantes, un crecimiento descontrolado y una vida en sus calles casi de la Edad Media. Verla es enamorarse de Saná o Sanaá.
La foto esta hecha durante la guerra mantenida entre el Norte y Sur de Yemen que, finalmente acabo en la fusión de los dos países;la ciudad no resulto en peligro pero, ahora, uno nuevo la amenaza: sus reservas subterráneas de agua se están agotando…

Persepolis: de Alejandro Magno a la “juerga” del Sha…

Persepolis: de Alejandro Magno a la “juerga” del Sha...

Irán, miembro de honor del llamado “eje del mal” según el Presidente Bush, es un país precioso, apasionante y lleno de historia.
Son muchas sus antiguas ciudades, en mejor o peor estado, que destilan belleza: Esfahan, Shiraz, Teheram, Qom…
Y Persepolis.
Pese a sufrir incendios, saqueos y destrucciones, Persépolis o Takht-e Jamshid, aún refleja hoy en día el esplendor de su pasado.
Construida por Darío I el Grande, quinientos años antes de Cristo, fue declarada “Patrimonio de la Humanidad” porque las ruinas que ahora se visitan, fueron pisadas en su momento por históricos personajes como Alejandro el Magno.
El último que se corrió allí una juerga fue el Sha de Persia que, a finales de los setenta, celebro su coronación como emperador con unos actos y un derroche económico espectacular.
Dos años después huía del país y llegaba el Imán Jomeini.
Las ruinas de Persépolis siguen allí.