Soñar con los muertos…

Soñar con los muertos…

Es un hecho que en Japón no sobra el espacio.
Y por ello hay que aprovecharlo, debio pensar Kisho Kurokawa inventor del primero de estos hoteles, en 1979, en la ciudad de Osaka.
En el “hotel cápsula”, o “kapuseru hoteru”, las “habitaciones” tienen poco que ver con lo que estamos acostumbrados ya que los huéspedes solo disponen de una especie de “nicho” de fibra de vidrio de dos metros de largo por uno de alto y apenas 1,25 de ancho. La mayoría incluye TV, Internet, una consola y A/C. No cabe nada mas.
Se asciende por unas escaleras y el equipaje se guarda en una taquilla. No se puede comer, fumar ni recibir visitas en la “capsula”…
Cada día el publico es muy parecido: ejecutivos que perdieron el ultimo tren o que se excedieron con la ultima copa y no se atreven a regresar al hogar…
Se pagan unos 4900 yen (40€) por noche y el check-in es a partir de las 15 horas aunque nadie llega antes de la media noche. Solo se admiten hombres.
La foto esta hecha en el “Grenn Plaza de Shinjuku”, ubicado en el barrio de Kabuki-Cho de Tokyo. Creo que la sola visión del “hotel” justifica que no pasará, allí, la noche….

Sangre, también sudor y muchas lagrimas…

La salvajada de Chechenia..

Lo que paso en Chechenia no se ha explicado. Seguramente nunca se explicará.
Y en eso coincidimos todos los que estuvimos allí, con muchos peligros y prohibiciones, y viendo lo que nos dejaron e imaginando, fácilmente, el resto.
Chechenia fue la salvajada absoluta, la destrucción total, la violencia llevada al limite; por un bando y por el otro.
Unos, los rusos, usaron su tecnología – menos “punta” de lo que imaginábamos..-, para desatar el infierno sobre la pequeña república.
Otros, los chechenos, con mucha menos tecnología pero con mucho más fanatismo se pasaron las “leyes de la guerra” o la “Convención de Ginebra” por el forro.
En aquella guerra, como de costumbres, fueron los civiles los que más sufrieron.
El desmembramiento de la URSS supuso, para el “ejercito rojo” un duro golpe moral y de prestigio que algunos generales no supieron aceptar y la campaña de Chechenia fue el lugar escogido para descargar frustraciones y complejos y dar rienda suelta a sus frustraciones. En el otro bando, fue un escenario ideal para adiestrar a “yijaidistas” de medio mundo que acudieron, en nombre de Alá, para instruirse en el arte de matar.
Casi todo en la URSS fue un engaño durante décadas, tanto que hoy en día pienso que si hubieran lanzado la bomba atómica igual les hubiera explotado en sus manos.
La foto esta hecha al norte de Grozny, intentando cruzar el frente; un destacamento ruso, descansa después de la batalla

Postrarse ante Buda….

Postrarse ante Buda….

En el budismo tibetano, que he podido vivir muy intensamente en Nepal, Ladakh, Sikkim o el mismo Tibet, hay ritos que me fascinan.
Las “postraciones” son un importante acto de respeto a Buda, el “dharma” y la “sangha”. Son un antídoto contra el orgullo y una forma de acumular merito.
Los diferentes movimientos de la postración están llenos de significados espirituales y sagrados.
Empezamos por juntar las manos sobre la coronilla y con ello se purifican nuestras acciones negativas (matar, robar, etc), luego se juntan a la altura de la garganta y se purifican nuestras acciones verbales – insultar, hablar sin sentido, etc..- para juntarlas a continuación, a la altura del corazón y purificar nuestras acciones mentales negativas: malicia, codicia, creencias erróneas..
La cuarta posición es apoyar las manos abiertas en el suelo; la derecha para vencer las fuerzas negativas que tratan de impedir nuestra “iluminación” y la izquierda para incorporar la generosidad, el hablar suave, armonizar nuestro decir con nuestro hacer…
La quinta posición es apoyar las rodillas en el suelo. Con la derecha tratamos de liberar a todos los seres del sufrimiento y con la izquierda lograr el poder de establecer a todos los seres en uno de los 37 factores de la iluminación.
Luego se toca el suelo con la frente para obtener las cualidades presentes en el pelo de un Buda: la Sabiduría.
Finalmente, al levantarnos, liberamos a todos los seres del sufrimiento. Bajo tierra existen muchos seres vivos en reinos inferiores y cuanto mayor sea la superficie que abarquemos en nuestra postración, mayor será el numero de liberados..
Las postraciones mas asombrosas las vi en la gélida meseta tibetana, en medio de la nada, a 4.000 mts de altura.
Decenas de peregrinos, camino del monte sagrado Kailas, hacen cientos de kilómetros haciendo una postración tras otra.
Usan un delantal de piel para no destrozar sus ropas y unos tacos de madera en las manos. Su viaje puede durar años….
La foto esta hecha frente al Palacio del Dalai Lama, el Potala en Lhasa, la capital tibetana. El estado de sus calcetines lo dice todo.

¿ Japoneses en la Patagonia…?

¿ Japoneses en la Patagonia...?

La Patagonia, muy argentina y un tanto chilena, es una inmensa región del globo que va del Atlántico al Pacifico, es cruzada por los Andes y termina en el estrecho de Magallanes y la isla de Tierra de Fuego.
Todo en la Patagonia, decorado de novelas, canciones y relatos, es bonito, magico, misterioso, enorme.
Tierra de una belleza sin limites, de enormes y nevadas montañas, ríos de aguas puras, lagos, glaciares y cielos de nubes bajas, apenas esta habitada.
Pequeñas ciudades, alejadas unas de otras y grandes estancias, aún más distantes, en las que los gauchos son sus dueños y señores.
Luego millones de ovejas, de vacas y animales salvajes. Ahora, parece, también petróleo y algunos minerales..
Hay tanta tierra y tan poca gente que, hace unos años, la prensa japonesa ironizo con el tema diciendo…”Que Argentina ponga la tierra y nosotros pondremos la tecnología y la gente para explotarla…”
La foto nos muestra a un gaucho, cerca de El Calafate y esta hecha durante un viaje en moto en el que cruce toda la Patagonia.

La mezquita del viernes…

La mezquita del viernes…

Jama Masjid, o la mezquita del viernes, es el principal centro de culto para los musulmanes de Delhi y una de las mayores mezquitas de la India. Posiblemente del mundo.
Situada en lo alto de una pequeña colina, en el “Old Delhi”
– ese barrio de estrechas y pobladas callejuelas que sin duda representa lo que es el país de la forma más exacta…-, fue construida por el emperador Mogol Shah Jahan a mitad del siglo XVII y se dice que en su construcción participaron más de 500 artesanos y unos 5.000 obreros que tardaron más de seis años en levantarla.
El emperador quería levantar una replica de la mezquita de Agra y el resultado fue una mezcla de estilos arquitectónicos mogoles e hindúes.
Tres cúpulas de mármol blanco decoradas con oro y dos minaretes de 40 mts de altura se combinan con su enorme patio en el que caben más de 25.000 personas
La mezquita, que esta abierta a los “infieles” que vistan con decoro, contiene varias reliquias del profeta Mahoma: un pelo, una sandalia y una huella de su pisada…
La foto esta hecha en el 2006, pocos meses después de que en su interior explotaran dos bombas causando algunos heridos.

Un trago de agua…

Un trago de agua…

El agua, esencial para la supervivencia de todas las formas de viuda conocidas, cubre el 71% de la corteza terrestre; pero no todo es agua dulce y potable: el 90% es agua de mar y tiene sal, el 2% es hielo y esta en los polos. El resto es agua dulce en ríos, lagos y corrientes subterráneas.
Más del 70% del agua potable se usa y desperdicia en la agricultura; otro 20% del agua va a la industria y el 10% restante va al consumo humano aunque, cada día, mueren unas 5.000 personas por causas relacionadas con el agua.
Mas de 1200 millones de seres tienen problemas de acceso al agua, la gran mayoría en zonas rurales.
Es en esas áreas donde cada día, generalmente mujeres y niños, hacen kilómetros y kilómetros para ir a buscar el liquido elemento y transportarlo a sus casas.
Abrir un grifo y que corra el agua es algo insólito para la mayor parte de los habitantes de África o partes de Sudamérica y Asia.
Hay quien asegura que las próximas guerras por venir, además de por problemas religiosos y étnicos como en la actualidad, lo serán por el agua.
La foto esta hecha en los alrededores de Anantapur (India).
Cada día, los más pequeños de la casa, caminan en busca del agua para su consumo – al consumirse aguas contaminadas surgen las enfermedades..- y el de sus animales.

Un baño en Noruega…

Un baño en Noruega…

Noruega es un país que me fascina.
Todo en él me parece bonito, interesante, diría que único. Sea en invierno o en verano, el país nórdico tiene algo que ofrecerte. Y algunas cosas son realmente especiales, curiosas.
Para un latino que vive a orillas del Mediterráneo de aguas cálidas, pensare en darse un baño en el mar Báltico en pleno invierno suena extraño o, incluso, imposible.
Pero no es así.
Hay quien lo ha hecho viajando en un barco rompehielos; la nave, en un momento dado se detiene en medio de un mar helado que parece más una estepa que una parte del océano.
Luego, cada pasajero, recibe un traje anaranjado de goma capaz de aislar por completo al cuerpo de las gélidas aguas manteniéndolo seco y tibio. Y andando de una forma patosa, a temperaturas bajo cero, solo falta saltar a las heladas aguas. Y flotar…
Mi baño fue tras una excursión en moto de nieve por un lago helado espectacular. Al llegar a una parte abierta en la superficie y tras ponernos los trajes llego el chapuzón, una experiencia casi de ficción, con movimientos torpes y lentos que despertaron las risas del grupo.
Eso si: nuestro entrenado guía buceo en el agua y saco varios “King Crab”, esos cangrejos de carne deliciosa que al calor de una chimenea y con un buen vino lograron un día perfecto.
I Love Noruega!!!!!!!