Vivir, bajo el volcán….

Vivir, bajo el volcán....

Santorini, Santorin, Thera o Thira es un pequeño archipiélago con forma circular formado por islas de origen volcánico. Se encuentra en el Mar Egeo, pertenece a Grecia y es uno de sus grandes atractivos turísticos pese a tener menos de cien kilómetros cuadrados y apenas unos catorce mil habitantes.
Dice la leyenda que Santorini es una parte de la Atlántida, el mítico continente donde existió una civilización muy refinada, que fue sepultado por las aguas y el fuego según Platón.
Santorini se levanta sobre el cráter de un antiguo volcán que exploto hace 3500 años. En estado durmiente, desde los años cincuenta, podría entrar en erupción y poner acabar con las decenas de bellos hoteles allí construidos, los cruceros que atracan en su litoral y poner en peligro la vida de los miles de turistas que la visitan anualmente.
Pero cuesta imaginarlo cuando paseas por las calles de sus pueblos, todos en las laderas de la caldera volcánica, repletos de vida.

Un peluche llamado koala…

Un peluche llamado koala...

A pesar de parecer un suave osito de peluche, este marsupial no tiene nada que ver con ellos.
Tranquilo, hervíboro, lento de movimientos y con un tamaño que ronda los 80 centímetros, únicamente vive en los bosques, sobre todo de eucaliptos, australianos del este donde marca su territorio y convive, algunas veces, en grupos muy reducidos.
Si a comienzos del siglo pasado eran millones los que poblaban el país, tras las salvajes cacerías que si hicieron en busca de su piel, como articulo de lujo, el simpático animal ha quedado reducido a unos pocos miles – hay quien dice solo cientos…- que ahora, protegidos por la Ley, son la agradable atracción de niños y mayores.
Es difícil verlos: duermen unas 20 horas al día y únicamente se mueven de noche, cuando se sienten más protegidos de las águilas, lechuzas, dingos y serpientes pitones…
Pero el tráfico, los insecticidas y la tala de arboles esta acabando también con la especie que cada día tiene más problemas para encontrar un territorio donde vivir y un arbol donde alimentarse.
Aunque es muy difícil tenerlos en cautividad, en el Zoo de Madrid, hay ejemplares de koala que, cada día, son alimentados con doce diferentes especies de eucalipto llegado desde un vivero de Huelva….hasta hace poco..
La foto esta hecha a las afueras de Camberra (Australia), en un parking de coches donde este animal residía en lo alto de un árbol. Libre.

Bañarse con un delfín…

Bañarse con un delfín...

Un autentico sueño para niños y mayores: surcan las aguas del mar junto a uno de los animales más simpáticos y atractivos que hay: el delfín!
LO pude hacer en la Polinesia, en la isla de Bora Bora, hace unos años; pero, en la actualidad, es posible nadar con delfines en muchos sitios, incluido España.
Todo el mundo, mayor de ocho años, puede hacerlo aunque se aconseja no meterse en el agua a las embarazadas. Y se recomienda tener conocimientos de natación.
Antes de sumergirte en el agua – generalmente un recinto cerrado a forma de gran piscina..- recibes una serie de consejos del “entrenador” ante la atenta mirada del animal que ni se asusta, espanta o huye.
No hay que llevar joyas, con las que podrías dañar al delfín. NI emitir sonidos fuertes con un silbato, ser brusco en los movimientos o hacer fotos en el interior de la piscina.
Dicen que, cualquiera de estas conductas, podría generar agresividad en el animal aunque, viendolo nadar, saltar a tu lado, dejarse tocar o arrastrarte por el agua, cuesta mucho creerlo…
Nadar con del fines..

La fiebre del sábado noche….

La fiebre del sábado noche....

El domingo por la mañana, también algunas otras noches de la semana, en la estación del Metro de Tochomae – una de las más céntricas de Tokyo..- se puede ver un espectaculo así..
Un ejecutivo que tuvo una “noche difícil” y con su teléfono y billetera caídos, duerme a la espera del regreso a casa.
Pero no hay peligro de que le roben o pierda algo: al Departamento de Objetos Encontrados de la Policía Metropolitana, un edificio de cuatro pisos con millones de objetos catalogados según lugar y fecha de encuentro, llegan cada día unas 300 personas a devolver lo que encontraron.
Por ejemplo, unos 23 millones de dólares en efectivo, en el año 2002, de los que volvieron a su dueño el 72%…o 330.000 paraguas, ese mismo año de los que solo fueron reclamados el 0,3%.
Japón es otro mundo…

arte africano con cañas y barro…

arte africano con cañas y barro...

La bella y gran mezquita de Bobo Dioulasso, en Burkina Fasso, es un claro ejemplo del llamado “estilo sudanes”, muy extendido en esta parte del Africa subsahariana.
Estilo sencillo y barato, basado en materiales muy accesibles como el barro o adobe – la mezcla de tierra, paja, grava…-, con el que se levantan muros y “minaretes” que luego, con estacas o grandes cañas, se refuerzan, dándole ese aire característico.
El gran enemigo de este estilo, muy común en Niger, Nigeria, Sudan, Mali, Burkina, etc, es el agua.
Tras la estación de lluvias se deben hacer importantes reparaciones en todas estas construcciones. Las “estacas o cañas” que salpican muros y minaretes sirven entonces de andamios o escaleras por los que moverse para efectuar los trabajos.

Mostaza contra las minas..

Mostaza contra las minas..

Veinte años después de que callaran las armas y se firmará la paz, en Camboya se siguen sufriendo las consecuencias de los millones de minas que en aquel conflicto se sembraron de forma indiscriminada.
Se calcula que, una vez derrotado el sanguinario “Khemer Rojo”, unas 1000 personas al año son víctimas de las minas anti-persona. Unos mueren y otros quedan invalidos de por vida.
Un descubrimiento puede cambiar las cosas en breve. Científicos daneses han conseguido que la semilla de la mostaza, genéticamente modificada, sea sembrada en los campos minados. Las raíces, al entrar en contacto con las minas enterradas hacen que la planta cambie del color verde al rojo con lo cual se detectan fácilmente.
Se calcula que hay en el mundo 110 millones de minas repartidas por 68 países diferentes.

Un baño en la “frontera”….

El “Cal Neva Lodge” es un hotel norteamericano. Pero no es uno más de esos “moteles” de carreteras que encuentras por el país porque este tiene una particularidad: esta en la misma frontera de los Estados de Nevada y California.
Pero, lo que se dice…¡en la misma frontera!
Tal es la situación del “Cal Neva Lodge” que, su piscina, tiene una parte en Nevada y la otra en California. Una línea así lo marca y cuando nadas sabes donde estas..
Pero no solo eso: teniendo en cuenta que en los Estados Unidos, los diferentes estados tienen Leyes, en ocasiones, también distintas, puede darse el caso, por ejemplo, de que puedas tomarte una cerveza al aire libre, en el lado de California y en el de Nevada tengas que ocultarla en una bolsa de papel.
O que puedas bañarte con una pistola en un lado y en el otro no. Son ejemplos…
La piscina estaba bien limpia, calentita y agradable.
En los dos lados, si.