El viento y una vela…

El viento y una vela…

Ser dueño de un yate o “barco de lujo” es uno de los caprichos, más grande que uno puede permitirse si tiene, eso si, mucho dinero.
Barcos de más de 150 metros, grandes tripulaciones y todo tipo de lujos, como el “Maltese Falcon” (161 millones de dólares), “Octopus” (200$), “Lady Moura” (210$), “Al Said (280$) o “Dilbar” (263$) están reservados, casi en exclusiva, a los jeques árabes u oligarcas rusos.
Abramovich, por ejemplo, tiene tres con piscina, cine y sala de juegos, helipuerto y hasta un sistema antimisiles.
Pero si “bajamos a la tierra” o, mejor dicho al mar, vemos que tener un velero es un “sueño” posible, asequible.
Sin tener que gastar una fortuna es posible desplazarse por el mar a vela y dejar volar nuestra imaginación..
Los egipcios fueron los primeros constructores de barcos a vela de los que hay noticia; los hicieron, hace cinco mil años, para surcar el Nilo y luego el Mediterráneo.
Eran los primeros medios de transporte que podían recorrer largas distancias con hombres o mercancías que luego, en el siglo XIX empiezan a ser sustituidas por los barcos a vapor..
Pero el hombre ya tiene interiorizado el navegar a vela. Simplemente por placer…
La foto esta hecha en la Bahía de Palma de Mallorca (España) durante la “Copa del Rey”, una de las regatas más importantes de Europa para grandes veleros.

Anuncios

Un comentario en “El viento y una vela…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s