Pedalear en medio de la nada…

Pedalear en medio de la nada...

No me acuerdo de su nombre pero si de él.
Era australiano, joven y viajaba con un amigo en su bicicleta. Como buenos viajeros lo hacían ligeros de equipaje, sin prisas y con el espíritu abierto..
En un rato que estuvimos juntos – yo viajaba en un “4×4” con un chofer…-, me contaron mil aventuras sin darle mucho valor al esfuerzo físico que les suponía pedalear desde la mañana hasta la noche.
En sus mochilas algo de comida, poca ropa, ningún capricho y una ligera tienda de campaña. También el saco de dormir en el que me aseguraban no pasar frío.
Me olvidaba: es Tibet, el inmenso “altiplano” que conduce al Monte Kailas, sagrado donde los haya para budistas, hindúes y musulmanes.
Mientras yo recorrí el trayecto en tres días de coche, ellos pedalearon en medio de la nada – sin pueblos, comida, etc..- siempre a mas de 4.000 metros, con rectas de cientos de kilómetros, azotados por el viento helado y el polvo. Así durante más de diez. Pero llegaron.
La aventura es un arte al alcance de todos…

Anuncios

Un comentario en “Pedalear en medio de la nada…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s