La vida al borde del abismo….

La vida al borde del abismo....

La foto esta hecha en los Acantilados de Bandiagara, en pleno País Dogón, una de las grandes atracciones turísticas del Malí y donde el pintor español, Miquel Barceló, tiene un estudio en el que pasa temporadas…
Declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, en el año 1989, servían como refugio natural a la tribu Dogón ya que sus escarpadas paredes de roca ofrecían la mejor protección posible ante posibles enemigos.
Los Dogón, que siguen allí residiendo, ya no tienen enemigos y abren sus puertas a los turistas sin problema mientras cambian sus ancestrales tradiciones por relojes Seijo y camisas Lacoste…
Pero en medio de los acantilados siguen construyendo y camuflando sus chozas de arcilla, paja y excremento bovino a las que solo se puede acceder por escalas talladas en la roca.
Desde lo alto de estos acantilados, donde descansa la mujer que me acompañaba, se puede controlar fácilmente quien se acerca y cuales son sus intenciones…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s