Mongolia: retrato de familia….

Mongolia: retrato de familia....

Mongolia, durante décadas y bajo la influencia de la URSS, fue un país cerrado al extranjero del que se oían cosas, se veían muy pocas y se deseaba conocer más.
El hundimiento, en 1991 de los soviéticos, dio paso a una nueva Constitución y a la apertura del país asiático, remanente del Imperio Mogol que había dominado el continente durante el siglo XIII.
El paso a la democracia y, sobre todo, el sacarse de encima los “tics” del comunismo ruso, no fue fácil y en los primeros años, por ejemplo, los extranjeros eramos perseguidos a pedradas en muchos lugares porque nos confundían con rusos. Los odiaban.
Pero paso el tiempo, se abrieron las puertas y hoy en día es una maravillosa extensión de paisajes, sin acceso al mar y con apenas 2,8 millones de habitantes que practican el budismo tibetano.
Si lo recorres en coche, a caballo o en moto, puedes pasar horas, kilómetros, días, sin ver a nadie.
Eso si, cuando en las praderas del norte o el desierto del Gobi te encuentras una “Yurta” vacia – tienda de lona, lana de camello, madera, etc…-, donde viven los nómadas que se marcharon al pastoreo, la puerta siempre esta abierta y hay algo de comida para el viajero que, respetuoso entra, come, duerme y se va…
La foto, a una familia que me acogió, esta hecha en mi primer viaje: llegue en el “Transmongoliano” desde Moscú y en un 4 x 4 me recorrí gran parte del norte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s