Bajo un techo curvo…

Bajo un techo curvo...

Ella es un ser anónimo. Pero tiene nombre, tuvo una familia y aún tiene una vida aunque, sobre su futuro, habría mucho que hablar y ella lo va a tener que luchar duro..
Vivía, imagino y deseo que aún viva, dentro de una tubería abandonada. Allí, en bolsas de plástico, guardaba sus pocos enseres y allí pasaba sus noches y los lluviosos y calurosos días de esas latitudes africanas. DEntro de su desgracia era una afortunada al poder contar con aquel techo de cemento curvo.
Mozambique vivió una guerra salvaje en la que el FRELIMO (un movimiento de “liberación” apoyado por Cuba y la URSS) hizo salvajadas de todo tipo. El ejercito gubernamental, con apoyo de Sudáfrica y alguno más, no se quedó corto.
Consecuencia de todo ello es que Mozambique, precioso país de habla portuguesa, quedó sumido en la misería y con un elevado porcentaje de gentes – mujeres, niños, ancianos…- heridos y mutilados de por vida a causa de la gran cantidad de minas que allí se sembraron.
Hoy en día el país lucha por salir y olvidar todo eso y se vuelca en el turismo – espectaculares playas, interesante cultura, gentes adorables…- como gran esperanza de futuro.
La foto esta hecha, apenas hace un par de años, en la carretera que une Maputo con Macaneta. A la entrada de una aldea sin nombre. La realidad de Äfrica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s