Juegos de guerra…

Juegos de guerra…

Hacía un par de horas que una explosión me sobresalto; yo, en un extremo de la ciudad, descansaba en el suelo de una habitación de hotel más o menos decente. Las ventanas las tenía medio tapiadas con maderas y los cristales recubiertos de cinta adhesiva para evitar que, en caso de explosión, los cristales pudieran dañarme.
Y funciono porque, cuando un coche bomba hizo saltar por los aires un pequeño hotel cuyo nombre no recuerdo, solo me lleve un buen susto. Era el Bagdad del 2004 en el que la “goma 2” reinaba a sus anchas..
Acompañado de mi traductor y de dos “guardaespaldas” que había contratado para evitar un secuestro, llegue a la zona que los “marines” habían acordonado y únicamente los fotógrafos occidentales podíamos entrar.
Olía a muerte entre los cascotes y el polvo en suspensión. Pero era un espectáculo cotidiano que únicamente a los miembros de la “cofradía Nikon” nos interesaba.
En un “check point”, un chaval iraquí se acerco a los “marines”, les pidió un pañuelo de camuflaje, se tapo la cara y se puso a jugar a los “coa boys” con ellos que, divertidos, le siguieron la broma..
Seguramente fue una de las pocas alegrías que recuerdo haber vivido…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s