Cerrar, o abrir, la puerta…

Cerrar, o abrir, la puerta...

Y un día cierras la puerta. O la abres.
Nadie regreso del “más allá” para explicar si la puerta se abre o se cierra….
Todas las culturas, las religiones, dan una gran importancia a ese momento: la transición entre la vida y la muerte. Estar aquí e irte para “allá”…
Si para unos el el final de todo para otros marca el comienzo de una nueva vida, de otra existencia.Dolor o alegría. Quizás en la la misma tierra, quizás en un “paraíso” o un infierno.
Cuando te acercas a la puerta, cuando has estado cerca de ella o la presientes, todo se vuelve diferente. Ya nada será igual y solo cabe ponerte en orden contigo mismo y vivir, o morir, en otra dimensión porque, al final, solo te va a quedar tu familia, unos cuantos amigos y un “dios”. O nada de todo eso.
Nacemos solos y morimos solos.
Pero todos tenemos derecho a vivir como nos guste, o por lo menos intentarlo; también tenemos la “obligación” de morir. Y de hacerlo con dignidad, escogiendo nuestro camino y dejando, a nuestras espaldas, recuerdos. Para los demás.
La foto esta hecha en Marruecos, en una pequeña “kasba” en la que, un anciano, esperaba junto a una puerta de barro…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s